Una mujer en California fue atacada por dos tigres que había criado desde cachorros

Estados Unidos
TIPOGRAFIA
  • Mas pequeña Pequeña Mediana Grande Mas grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Este sábado, los visitantes del santuario Wildlife Environmental Conservation (WEC), en Moonpark, California, presenciaron una escena aterradora. La fundadora del parque, la conservacionista de la vida silvestre Paty Perry, fue atacada por dos tigres que había criado desde que nacieron.


“Ellos comenzaron a jugar con ella y el tigre de bengala puso sus patas alrededor de sus piernas", explicó uno de los abogados del santuario, Michael Bradbury, en declaraciones a la cadena estadounidense ABC7. "Cayó al suelo y otro tigre saltó sobre ella y comenzó a arrastrarla antes de que la sacaran y sufriera algunas heridas”, explicó el abogado de la mujer, Michael Bradbury.
El accidente ocurrió en el interior de una de las fosas del santuario. WCE había invitado a un grupo de socios donantes a hacer un recorrido por las instalaciones, y conocer a los más de 50 animales que habitan en el parque. Al llegar a la zona de los tigres, Paty Perry decidió entrar y mostrarle a sus visitantes cómo interactuaba con ellos.
Al acercarse a los felinos para saludarlos, uno de los tigres la lanzó al suelo. Después, el segundo animal se lanzó sobre ella y le arañó la cara y los hombros. Personal del santuario logró sacarla de la fosa, y de inmediato, fue trasladada al hospital Los Robles Health System, en Thousand Oaks, donde se recupera de las heridas, según informó el diario local Ventura County Star.
Tras el ataque, el abogado de Perry explicó que la fundadora no cree que los tigres quisieran lastimarla, y defiende que sólo estaban jugando.
“Estoy seguro de que muchas de las personas que vieron lo que ocurrió se quedaron horrorizadas pensando lo peor", dijo Bradbury a ABC7. "[Perry] dice que era obvio que ellos estaban jugando con ella porque la quieren. Ella les crió desde que eran bebés. Nunca había ocurrido antes. Ella ha entrado cientos de veces”.
Antes del sábado, Paty Perry no había sufrido ningún accidente con los tigres que habitan en su santuario, a los que crió desde cachorros. La conservacionista cuenta con gran experiencia en animales silvestres, y había ingresado a la jaula de los felinos en multitud de ocasiones. Ahora, agentes investigan cómo ocurrió el accidente y por qué los tigres actuaron de ese modo.
A través de su abogado, la fundadora dijo sentirse rota por lo ocurrido, y reveló que “espera volver pronto”, y que visitará a los felinos en cuanto salga del hospital.
Aunque Wildlife Environmental Conservation (WEC) aún no facilitó detalles de los animales implicados, como su peso, su edad o su sexo, sí se sabe que eran tigres de bengala.
Un tigre de bengala macho puede alcanzar los 3.10 metros de largo incluyendo la cola, y pesar entre 180 y 250 kilogramos. Las hembras, por su parte, pueden llegar a medir 2.65 metros y pesar entre 100 y 160 kilos.

::::: TE PODRIAN INTERESAR :::::

La tasa de cambio

lavate
Al toser

LIKE NUESTRA PAGINA FACEBOOK